Autora Ecuatoriana

Paulina Suárez Rosero


Nace en Ambato- Ecuador el 20 de Julio de l963. Estudia en la escuela La providencia y el colegio de La Inmaculada en su ciudad natal.

Autodidacta, gusta de la lectura, escritura, actuación y pintura desde su más temprana infancia. Debido a que la educación formal era restringida y no permitía ningún desarrollo extra curricular, sus posibilidades de expresión artística fueron reprimidas, al punto que para leer cuando era niña, debía esconderse con una lámpara de mano dentro de las cobijas de su cama. En esta época empieza su etapa de descubrimiento del mundo y de escritura, en pedazos de servilletas, en papeles descoloridos o en platillos desechables. Su padre y dos intelectuales fueron sus maestros y mentores, motivándole a expandir su creatividad.

Publicaciones:

- Revista “La Hormiga” Facultad Ciencias de laEducación.1997
- Tiempo de Ser. Tiempo de Amar. 1998.
- Nueva Mente Para el Tiempo. Poesía. 2008.
- Aventuras Mágicas. Cuentos, canciones y poemas para niños. 2008.
- Cuentos Felices. Cuentos para niños. 2009
- Poemías. Poesía. 2010
- Liverdad. Poesía. 2013

 

HUMANIDAD

Me duele la humanidad estúpida, frágil y sola...
pequeños ojos hambrientos, pellejos rogando vida
vocecitas sin sonido, hambruras y desalientos
y la indolencia que mata poco a poco, lento, lento…

Me duelen las madres solas, los viejos de los asilos
los jóvenes que se pierden entre droga, alcohol y sexo;
cuerpecitos transparentes vegetando por el suelo
y con sus manos saqueando al futuro un mundo cuerdo…

Me duele la humanidad, su terror, su abatimiento,
los años de los mendigos, los cuerpos de los perdidos,
los niños abandonados, la fatuidad de los ricos,
los éxodos refugiando y desterrando la huida.

Me duelen los armamentos en lugar de arar la tierra,
me duelen las religiones con fanatismos de guerra,
me duelen los poderosos hablando de hambre y miseria
peroratas reciclables y políticas rastreras….

Me duele la soledad de la cárcel, del hospicio,
de tantos seres sin luz, muertos viviendo de olvido.

Me duele la humanidad, su desdén y su violencia,
la sardónica ignominia de masacres sin conciencia…
cuerpecitos mutilados, desangrados, desnutridos,
mientras los padres del mundo disfrutan de omnipotencia.

Me duele la humanidad tan incoherente y loca
suicidando nuestro espacio sin rostro, sin fe, sin sombra.

Me duele la humanidad tan frágil y tan desnuda,
tan inconsciente, tan sola, tan inmersa en su locura.

 

Paulina Suárez Rosero © 2014