Autora Ecuatoriana

María Eulalia Coellar Delgado

 

Gualaceo, Azuay (1949). Licenciada en Ciencias de la Información (Universidad de Cuenca).

 

HERMELINDA

Sus plantas surcadas de callosidades se habían transformado en firme calzado, que no se resentía con las afiladas piedras del camino.

Llevaba Doña Hermelinda una enorme carga de paja toquilla sobre la espalda, y en las manos un sombrero a medio tejer.

Más allá, a ambos lados del camino, la propaganda de mil colores anunciaba el oro y el moro de los candidatos, las maravillas que ofrecían: pan, empleo y jubilación incluida. Los ojos de la Hermelinda brillaron por unos instantes al intentar leer tantos ofrecimientos, mas, luego, su mente retrocedió los años, las décadas, y notó que aquellos papeles sólo habían cambiado de color...

Por fin llegó a su casa de adobe, al otro extremo del pueblo, cerca de la loma de la Virgen de los Remedios. Se sentó en la silla vieja que compró en el mercado en tiempos inmemorables, cuando una moneda en su bolsillo valía bastante. Reinició el tejido milenario de aquel sombrero que había de terminar a la madrugada, hora precisa para volverlo más terso y brillante. Una tos seca le hizo encorvar más la espalda, y una extraña nube empezó a empañar sus ojos, al atisbo del crepúsculo...