Autora Ecuatoriana

Carmen Váscones

 


CARMEN VÁSCONES: Samborondón, 1958, provincia del Guayas- Ecuador, de profesión Licenciada en Psicología y Psicóloga Clínica, ha trabajado con Instituciones de atención al niño, la familia y a la comunidad (INNFA) tanto en Investigaciones, Asesorías, Coordinaciones. Ha laborado en colegios y Universidades. Ha dado talleres de creación literaria.

Publicaciones: LA MUERTE UN ENSAYO DE AMORES, Casa de la Cultura del Guayas, Guayaquil, 1991; CON/FABULACIONES, editorial el Conejo, Quito, 1992; MEMORIAL AUN ACANTILADO, editorial El Conejo, Quito, 1994; AGUAJE, editorial Libresa, Quito, 1999. Aparece en antologías nacionales y extranjeras.

Reconocimientos: II BIENAL DE POESÍA "CÉSAR DÁVILA ANDRADE", con el libro MEMORIAL AUN ACANTILADO, 1993. MENCIÓN EL UNIVERSO, Vigésimo noveno concurso nacional de Poesía Ismael Pérez Pazmiño, Bodas de Diamante, con el libro AGUAJE, 1996. Seleccionada para la primera y segunda exhibición de Poemas poster de poetas iberoamericanos contemporáneos. Academia Iberoamericana de Poesía, Stt. Thomas University Federicton, N, B., Canadá, 1998 y 1999. Seleccionada en el Inventario de la Poesía en Lengua Española (1951 a 2000), Universidad Autónoma de Madrid, 2000. Finalista en el Séptimo Concurso Nacional de Poesía Inédita, El Poeta y su Voz, 2003. Distinción de Honor, como la Poeta Exelente de la selección Latinoamericana designada por Casa del Poeta Peruano, aBrace y la Comisión Académica que realizó la "poética Latinoamericana como Ángeles en llamas, 2004". I Concurso de Cuento y poesía de Revista Hogar, 2004,género poesía con el texto, "Pasea la luna en el jardín de los laberintos".

Distinciones: CONGRESO NACIONAL, 2001. EL MINISTERIO DE EDUCACIÓN, CULTURA, DEPORTES Y RECREACIÓN, 2002. MINISTERIO DE EDUCACIÓN Y CULTURA, DIRECCIÓN PROVINCIAL DE CULTURA DEL GUAYAS, 1998.

 


POEMAS DE CARMEN VÁSCONES

1

El acuario revuelve la oquedad del pez

La mitad de una concha ilumina al marino

Que no pudo salir del sueño



La sirena fue una presencia inesperada



Entre cristales el cantar de los días

Sucede el carnaval

Viene la cuaresma...



La duda solloza su olvido



El cráter confiesa sobre la ciudad

Su círculo recorre la intimidad de una correspondencia

La vertiente del nudo cambia la rotación

La nevada una centrífuga del ciclo

Los ciclos de la llegada entonaron un eco de hábitos



Las historietas tras los despuntes del topo

La hiena pisa el esquema del degollador



La banda suelta día a día la torsión del tenor

El desbande aplasta algo dejado a la intemperie

Los modos del espectador resuenan en el génesis cancelado



El pasado levanta la efigie infantil



El paso de una reverencia elogia la inocencia

Con una noche oral desprendiéndose en el horizonte



El estilete recorta una hazaña

La sepultura conmemora su advenimiento



El ideal: un soplo de amor de cuerpo a cuerpo



El tribunal absuelve su propia condena

Un azar disecado en cada cuerpo



La colonia de caníbales acecha la historia



La nada: un silencio pegado a la huella

Baila sobre el cadáver del encomendado



El universo parece un ángel decapitado cayendo en el átomo



El color del círculo marcó la salida

Un deseo centrípeto acompaña la fuga

El destino se fragmenta en persecuciones



El fugitivo cruzó la frontera

Se acerca al reposo

Deja de huir

Se entrega a él.

----------------------------------------------

2

Reconozco la cuerda filial

La onda templada cayó

El desasosiego interior se expande desde el mirador

El silencio soporta el desamparo de un día

Avanza en la aventura de la angustia



La versión enlaza insignias del ciclo solar

El creador se empecina en sostener su arte

Horizontes de adversidad atraviesan la advertencia

Un lazo virtual forma la iniciativa



La memoria ajusta una carrera de sueños

Interpola una velada ceñida a dejos contraídos

Simultáneamente duelos y pudores

La complicidad



Un llamado a la oquedad del silencio transita



Recibir un detalle inesperado

Del acompañante de los años infantiles

Resulta un festejo embriagador

Ritmo y trazos

Perspectivas



Rubrica: un garabato salta en la memoria

----------------------------------------------

3

El grito se convirtió en un gran agujero interior

Resuena algo extraño y hostil a las demarcaciones provocadas

Gerundio de alusiones



Queda el anhelo tras el carboncillo



Desecha la plenitud del neonato

La madre dejó de gemir su ideal

La separación atraviesa el tatuaje del mito

El fantasma de una muerte anida

Fecundación de luz



¿Nazco?



El comentador deja promesa femenina

Cesa la tempestad



Apaciguamiento y brizna

Sobre el único goce que los cuerpos se pueden dar



El advenimiento de un astro envuelve la gestación boreal.

-----------------------------------------

4

Hay un interdicto en la faz del capitulado:

la soledad del coyote recae sobre la montaña



Una sensación divaga en la carencia del alma femenina

Entre lo raro y lo sublime la blasfemia y mi yo



Un móvil de juntura alza lo siniestro

La culminación de un amor desecha otro

Desenroscado el génesis en la reseña del asentador



Un coloquio la cópula del origen

La fusión una figura extraña



Una alegoría devora a la danzarina

Que soporta el engendramiento de su deseo



El sueño despertó dentro de la cópula del alba

la onda amaneció sobre los cristales del retiro

Las tejas beben los roces de la cumbre



Se establece una ausencia en la cercanía de otra ausencia

Una leve iluminación denota la intensidad del entrelazamiento



Se adelanta recuerdo casto



La culminación enroscada de un símbolo

Deja ver el cuerpo: mitad mujer - mitad palabra


La intemperie protagoniza la mirada mortal.

-----------------------------------------

 

La gran poeta guayaquileña Carmen Váscones ha sido galardonada con el segundo premio en el Primer concurso Mundial de Poesía Erótica, en la ciudad de Lima. (Haciéndose acreedora del primer lugar la poeta Aymer Waldir Zuluaga Miranda, de Medellín).
Carmen es una trabajadora incansable de la poesía y además promotora cultural de las letras ecuatorianas.
Escritora inteligente, generosa y sensible, con un alto sentido de compromiso y respeto hacia el quehacer literario.
Felicitaciones Carmen, te mereces esto y mucho más. Todo lo bello que el mar y la poesía te traigan.

 

 

 LEA UN FRAGMENTO DEL LIBRO: UN SOLO DE MUJER